¿Qué comen los animales y las mascotas?

Si estás en este blog probablemente sea porque estés buscando información sobre la alimentación de algún animal, seguramente de tu mascota, o quizá de algún otro del mundo que por necesidad, por ejemplo de un trabajo para la escuela o la universidad, necesites conocer.

En cualquier caso, y sea cual sea el motivo que te trae aquí, nos alegramos de que así sea. Y es que en QueCome.org vas a encontrar artículos detallando la adecuada alimentación de las principales mascotas del mundo animal, además de algunos consejos relacionados con ésta que pueden resultarte muy útiles a la hora de mantenerla con los cuidados apropiados. Se trata por tanto de un blog de carácter principalmente educativo, y espero que encuentres claros, concisos, y sobre todo útiles nuestros artículos.

Si te interesa conocer un poco más sobre los animales, sus características y su clasificación, especialmente según lo que comen, vamos a hablar un poco sobre ello para intentar que tengas las ideas lo más claro posible a la hora de saber cuál es tu caso.

Que comen animales

Clasificación de los animales según lo que comen

Como sabrás, existen distintas maneras de clasificar a los animales. Podemos hacerlo, por ejemplo, según el hábitat en donde viven, y tendríamos en ese caso animales aéreos (las aves principalmente), acuáticos y terrestres, principalmente. También se les puede clasificar por tu tipo de reproducción. Pero en este caso, ya que es lo que más nos interesa en este blog, vamos a hablar de cómo clasificamos a los animales en función de qué es lo conforma su alimentación principal.

Animales herbívoros

En teoría, un animal herbívoro es aquel cuya alimentación está basada exclusivamente en las plantas y no ingiere nada de carne. En la práctica, sin embargo, nos encontramos con que algunos herbívoros pueden comer de manera esporádica algunos tipos de proteína animal. Los herbívoros, a su vez, se dividen en 3 tipos.

De estómago simple

Su alimentación está formada exclusivamente por origen vegetal y altas proporciones en fibra. Los conejos son ejemplo de herbívoros de estómago simple.

De estómago compuesto

Similares a los de estómago simple pero con procesos estomacales más complejos. Ejemplos de esto serían las cabras y las vacas.

Rumiantes

Los herbívoros rumiantes son los que tienen el estómago dividido en cuatro partes entre las que se distribuye el proceso de digestión. Su nombre proviene de la manera de masticar, principalmente la hierba, rumiando, es decir, un proceso lento en el que se convierte en una pasta que más adelanta es digerida por completo. Ejemplos de animales rumiantes serían la vaca y la jirafa.

Animales carnívoros

Los animales carnívoros, como bien imaginarás, son aquellos que comen carne exclusivamente. A su vez se clasifican en 2 subtipos según la forma de la que adquieren la carne de la que se alimentan:

Depredadores

Son aquellos animales que cazan de manera activa a otros animales, en este caso las presas, para alimentarse de su carne. Ejemplos de animales depredadores serían el león o el tigre.

Carroñeros

La diferencia con los depredadores es que los carroñeros se aprovechan de los cadáveres de otros animales ya muertos. Hay que decir que a veces sí que se ven obligados a cazar, pero si pueden evitarlo y por tanto ahorrarse la exposición al peligro, lo harán. Ejemplos de animales carnívoros carroñeros serían la hiena y el buitre.

Animales Omnívoros

El prefijo “omni” viene del griego y significa todo. Los omnívoros son animales que se pueden alimentar tanto de vegetales como de carne. Su alimentación es la más variada del reino animal, lo que les proporciona una importante ventaja a la hora de poder sobrevivir en todo tipo de ambientes, situaciones y ecosistemas distintos, pudiéndose adaptar a cualquier circunstancia de una manera más ágil que los herbívoros y los carnívoros.

Son el grupo de animales en los que más especies encontramos, y a menudo animales que técnicamente deberían estar englobados en otro grupo, en la práctica son omnívoros ya que de una forma u otra se alimentan tanto de carne como de vegetales. Por poner un ejemplo, cuando un animal herbívoro ingiere huevos, está ingiriendo proteínas animales y no vegetales. Ejemplos de animales omnívoros son muchas tortugas y los humanos.

¿Qué comen las mascotas?

¿Qué come cada especie de animal?

Aquí tienes el listado actualizado con todos los animales salvajes o domésticos acerca de los cuales hemos hablado.

Principales tipos de mascotas y su alimentación

Como hemos dicho, la alimentación de los animales dependerá principalmente de cómo esté clasificada su especie dentro de los grandes grupos que anteriormente hemos indicado. En el caso de las mascotas será similar. Sin embargo, debemos saber que una mascota no tiene unos hábitos ni una situación idénticos a los de los animales salvajes, por lo que su alimentación suele estar condicionada a otro tipo de factores, además de tener un control mayor al tratarse de un animal vigilado y cuya salud se tiene en una adecuada estima.

Para entender esto, tenemos que poner algunos ejemplos que ilustren a qué nos referimos. La alimentación de los perros y de los gatos, por ejemplo, no es igual cuando están en libertad que cuando son animales domésticos. En el caso del animal en libertad, su alimentación depende mucho más de las circunstancias de su entorno y las facilidades que tengan para obtener un tipo de alimentación u otra. Cuando son domesticados, por el contrario, se les alimenta de una manera controlada para mantener siempre sus nutrientes y diferentes necesidades bajo control, mediante piensos especializados, que a su vez varían entre las distintas razas de perro o gato, si están castrados o no, su peso o su edad. En definitiva, una alimentación mucho más a la carta.

Y lo mismo pasa con otros animales domésticos, como puedan ser roedores tipo conejo, cobaya o hámster, o reptiles como las serpientes y las iguanas, o anfibios como las tortugas, uno de las mascotas favoritas de más gente.

Al fina, y en definitiva, una correcta alimentación no debe ceñirse exclusivamente a lo que la especie animal en libertad está acostumbrada a ingerir, sino que debe ser un compendio de todo lo necesario para cada animal y circunstancia en concreto. De esta manera se consigue que un animal esté lo más sano posible y en las mejores condiciones para mantener al máximo tanto su salud como su calidad de vida y felicidad.